Hacienda De Chautla Orgullo Poblano

Un lugar lleno de historia y misticismo

Blog | Viaja por Mexico en Bus
Sigue nuestras publicaciones cada semana...
Publisher:

La Hacienda de Chautla es el principal atractivo turístico de San Martín Texmelúcan en el estado de Puebla. Esta Hacienda tiene una larga historia en su haber, llena de pasajes y leyendas que aun puedes percibir cuando visitas este hermoso lugar.

En el siglo  XVIII fue una gran propiedad donde se producía primordialmente granos. En el siglo XIX fue adquirida por un hombre de nacionalidad inglesa llamado Thomas Gillow. Con el tiempo la propiedad paso a manos de su hijo Eulogio Gillow, quien se convirtió en el primer arzobispo de  Antequera en Oaxaca. Eulogio dedico varios años para modernizar la hacienda. Entre sus contribuciones destaca lo que ahora es conocido como "El castillo" con todo el estilo arquitectónico ingles de la época. 

En nuestros días lamentablemente solo una pequeña fracción de lo que llego a ser la Hacienda sobrevive. Lo que queda de la Hacienda se ha convertido en una joya del turismo en el estado de Puebla, lugar de películas y telenovelas, grabaciones de videos, bodas de personas importantes y muchos otros usos en manos del gobierno del estado.

Sin duda la estampa que deja boquiabiertos a propios y extraños es la represa o lago artificial que fuera creado por Eulogio Gillow. Al entrar a la Hacienda, puedes ver los colores, los reflejos, los arboles que custodian este hermoso lugar, te transportan al pasado y casi pudieras ver a los antiguos trabajadores de la Hacienda caminando por las veredas.

La parte conocida como la vieja Hacienda, que en nuestros días es utilizada como entrada a la hacienda y taquilla fue originalmente construida por el Marques de Selva Negra, primer propietarios de la Hacienda.

Al entrar en la hacienda es posible ver una fuente de Talavera con detalles finos a base de platos y pedazeria de Tavalera.  

Esta fuente fue construida en 1941

Contiguo a la entrada se encuentra el museo de la Hacienda, donde puedes encontrar fotografías, utensilios de cocina, monedas, pinturas y muebles de la época.

También puedes encontrar la cocina de la hacienda, la cual conserva el estilo ingles y la convergencia con la cocina mexicana tradicional de principios de siglo. Realmente es como viajar al pasado.

El lago fue formado por lo que alguna vez fue una represa construida por su antiguo dueño en el siglo XIX. En la actualidad es lugar de actividades como la pesca deportiva y paseos en lancha lo que fascina a los visitantes.

Puedes realizar múltiples actividades en la hacienda, como dar una caminata por las veredas donde podrás apreciar árboles que tienen cientos de años de antigüedad. Seguramente no te cansarás de tomar fotos, pues cada rincón de la hacienda fue sutilmente detallado de tal forma que serás atraído y seguramente no querrás dejar el lugar.

En el castillo puedes subir por las escaleras de caracol que te llevan a mirador desde donde se aprecia el lago en todo su esplendor. Es un panorama inigualable, es como estar en un cuento de hadas, pues la estética de la hacienda te sumerge en una realidad de la que no quisieras salir, pues por un momento dejaras de pensar en todo lo cotidiano y solo sentirás la tranquilidad que infunde este imponente recinto.

En la parte sur del lago existe un Kiosko muy peculiar, donde hay sillones antiguos para contemplar el lago y los animales que en el viven, como patos, gansos, peces y ajolotes.

En la parte norte de la hacienda puedes encontrar la zona de restaurantes, los cuales son simplemente pequeños puestos donde venden desde pescado frito hasta carne y sopa. Nada del otro mundo, pero lo suficiente para disfrutar de la comida con un hermoso paisaje.

El costo por persona para ingresar a la hacienda es de $40 pesos y la forma mas sencilla de llegar es viajar a San Martín Texmelúcan desde Puebla, con un costo de $20 pesos y una vez en San Martín puedes tomar un taxi, el cual te cobrara aproximadamente $60 pesos.

Other posts